foto-6En el Restaurante El Cantal somos profesionales que trabajamos sin descanso para dar el mejor servicio a nuestros clientes. Y, a pesar de que cada uno de nosotros tenemos unas características propias, todos compartimos una misma pasión: el disfrute por los productos de la tierra de primera calidad. Es esa pasión la que transmitimos día a día en cada uno de los servicios que ofrecemos, contagiando a nuestros clientes con uno de los placeres que, a nuestro juicio, dan color a nuestra vida: los platos realizados con cariño y respeto por la tradición.

Somos muy conscientes de la dificultad que tienen los clientes de saber si en un restaurante le están sirviendo la mejor calidad o si, por el contrario, se intenta escatimar en la materia prima para aumentar el beneficio. En el Restaurante El Cantal sabemos que nuestra reputación es lo primero, una reputación que hemos construido sobre una base aparentemente sencilla pero difícil de mantener en el tiempo: dar a los clientes lo que querríamos para nosotros mismos.

Por supuesto, y para que nuestros clientes se sientan satisfechos, desde El Cantal no solo no escondemos cuáles son nuestros proveedores, sino que los promocionamos porque nos sentimos orgullosos de ellos. La Lonja de Calpe nos permite encontrar, diariamente, la mejor materia prima, llegando al plato de nuestros clientes en un tiempo récord garantizando su frescura y conservando todas sus propiedades.

Así que si te preguntas cuál es uno de nuestros secretos para obtener la máxima satisfacción de nuestros clientes debes saber que, en realidad, se reduce a lo que haría cualquier persona que desee realizar un plato de la más alta calidad: obtener las mejores materias primas, mantener su frescura teniendo ciclos de reposición cortos y, por supuesto, contando con profesionales del sector que se exijan a sí mismos la más alta excelencia en su trabajo.

Porque lo primero que verás en el Restaurante El Cantal serán unas vistas maravillosas al Peñón d’Ifach, pero lo que realmente te entusiasmará será nuestra manera de trabajar y, por supuesto, nuestra exquisita carta. Para que salgas con una experiencia inolvidable y cuentes los días para volver.